Compartir

Sábado de renovación en el socialismo andaluz. Sábado para hablar de renovación en todo el PSOE. Al menos, eso es lo que parece. Los discursos de apertura del Congreso Extraordinario del PSOE de Andalucía tuvieron un marcado carácter nacional. Tanto la vicesecretaria general, Elena Valenciano, como el presidente del partido y secretario general saliente, José Antonio Griñán, anunciaron “la renovación que se está gestando” y el “cambio generacional” el segundo.

Elena Valenciano, en la apertura del Congreso de los socialistas andaluces vino a recordar que “la renovación” del partido a nivel nacional que se produjo en los años 80 tuvo un mismo gérmen que la que está por llegar en la actualidad a las filas del PSOE: “se está volviendo a gestar en Andalucía”, dijo como ya ocurrió con Felipe González en los años 70 y 80.

Por su parte, Griñán aseguró, en su despedida de la Secretaría General del PSOE-A, que el partido en Andalucía estaba “obligado hace ya tiempo al cambio generacional” y ha defendido que “los de mi generación hemos prestado un buen servicio a España y Andalucía, pero nuestro tiempo ha pasado”. Encima de la mesa queda el interrogante de ponerles combres y apellidos a todos ésos de su generación.

“Se equivocan quienes piensan que con determinadas renovaciones se acaban los liderazgos”, ha añadido, porque en su opinión, “una organización que no sabe abrirse a las nuevas generaciones no tiene futuro”, concluyó.

La ex ministra Carme Chacón y el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina, dos de los nombres que más suenan en las quinielas para concurrir a las primarias, han acudido al Congreso andaluz. No lo han hecho otros de los posibles aspirantes, como Patxi López y Emiliano García-Page. Ambos han aducido problemas familiares y personales.

El Congreso Extraordinario del PSOE andaluz elige este sábado como líder sin discusión y sin fisuras a la nueva presidenta de la Junta, Susana Díaz, que sucede a José Antonio Griñán. Díaz ha conseguido pacificar en los últimos meses la federación socialista más importante. Además, ha marcado un discurso nacional y ha salvado de momento el calendario y los tiempos de la dirección federal para el proceso de renovación que se producirá en 2014.

Una de las intervenciones más esperadas era la del ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero que vatició que Susana Díaz es “el futuro”. Y ha asegurado que en el Congreso que comienza en Granada “empieza la cuenta atrás para recuperar la mayoría”. Un cónclave, ha añadido, “de una trascendencia histórica para el Partido Socialista”.