Compartir

Las tres rehenes han sido identificadas como una mujer de Malasia de 69 años, una irlandesa de 57 y una británica de 30. Se encuentran “muy traumatizadas” y, según un comunicado de Scotland Yard, ya han sido trasladadas a un lugar seguro.

Las autoridades conocieron la situación de estas tres mujeres en octubre, después de que una de ellas pidiese ayuda tras ver en televisión un documental sobre matrimonios forzosos en el que aparecía el trabajo de la ONG Freedom Charity. La organización alertó el mes pasado a la Policía de que se había puesto en contacto con ellos una mujer que decía llevar secuestrada varias décadas y, tras varias semanas de investigaciones, las fuerzas de seguridad pudieron localizar la vivienda.

El inspector Kevin Hyland, miembro de la Unidad de Tráfico de Personas de la Policía Metropolitana, ha agradecido la labor de Freedom Charity. “Estamos trabajando junto a ellos para apoyar a estas víctimas que, aparentemente, han permanecido retenidas durante unos 30 años”, ha asegurado. Las autoridades han abierto una “amplia investigación” para esclarecer los hechos.

TRATADAS COMO ESCLAVAS

La fundadora de Freedom Charity, Aneeta Prem, ha explicado a Sky News que las mujeres estaban “absolutamente aterradas” por sus captores, que las mantenían en unas condiciones de “esclavitud doméstica”.

Prem ha afirmado que las mujeres habrían sido víctimas de malos tratos físicos y psicológicos, aunque supuestamente no se produjeron abusos sexuales en la vivienda, que la fundadora de la ONG ha descrito como “una casa normal en una calle normal”.