Compartir

El incendio forestal de Vilopriu (Girona) afecta a un perímetro de unas 1.000 hectáreas, aunque la superficie quemada es inferior, y continúa activo, según ha afirmado el director de la Conselleria de Interior en Girona, Albert Ballesta.

Ya se han confirmado cuatro minucipios dañados, Colomers, Vilopriu, Jafre y Foixá, y se han evacuado a 23 personas de sus casas por precaución. También se ha prohibido circular por las carreteras afectadas.

En declaraciones a los medios en el centro de mando de Camallera, ha explicado que la evolución durante la madrugada ha sido “favorable” y que la mañana de este martes no sopla la tramuntana, por lo que los medios aéreos han podido despegar a primera hora.

Ha remarcado que los Bomberos de la Generalitat han trabajado intensamente en el flanco derecho del fuego y tratan de evitar que se propague hacia Pera, Púbol y el macizo de Les Gavarres.

Ha subrayado que, debido a que no sopla el viento, estas horas de la mañana son “básicas” para atacar el fuego, del que todavía se desconocen las causas.