Compartir

Madrid está viviendo estos días una huelga de basuras que, con solo unas horas y la colaboración de los piquetes, ha dejado la ciudad hecha unos zorros.

Una huelga más en la capital y en España que se suma así a las decenas que hemos sufrido estoicamente los ciudadanos de a pie.

Aquí vamos a recordar las 10 huelgas en España más 'dramáticas' para los españoles. Seguro que en alguna te has visto afectado.

La primera de nuestro ránking es, a nuestro juicio, la huelga más 'sonada' y dramática de los últimos años.

10. FUTBOLISTAS

Hay muchas huelgas más importantes que esta pero la colocamos en último lugar porque, en un país en el que el fútbol saca a miles de personas a la calle para manifestarse, seguramente muchos aficionados se sintieran frustrados con el paro de futbolistas del mes de agosto de 2011.
Los futbolistas de Primera y Segunda, que no hacían huelga por primera vez, reivindicaban que se garantizase el pago de las deudas a los jugadores afectados por impagos.
El paro supuso la suspensión de una jornada de Liga.

9. ASTILLEROS

Colocar las huelgas de los astilleros en noveno lugar no significa que sean menos importantes. Significa que sus consecuencias, para un ciudadano ajeno a esta industria, son menores que las de otras huelgas. Nos referimos, por ejemplo, a corte de carreteras, que afecta a una parte de ciudadanos que utiliza esa carretera en concreto.

Son muchas los paros que ha habido en este sector, tanto en el norte como en el sur del país.

En la última, el pasado verano, los trabajadores pedían que se garantizara su futuro después de que la Unión Europea no aclarara entonces si las ayudas recibidas eran legales o no.

8. MINEROS

Todos tenemos en mente los enfrentamientos entre los mineros y la Policía del año pasado en Asturias. La batalla, que bien podría haberse sacado de una guerra, se desarrolló en la montaña del principado y tenía como protagonista a un sector, el minero, que fue también de los primeros en ponerse en huelga durante la dictadura franquista.

7. LIMPIEZA EN EDIFICIOS PÚBLICOS

Universidades, hospitales, juzgados, aeropuertos y hasta dentro del Metro de Madrid por citar algunos ejemplos son los edificios donde, de cuando en cuando, se realizan huelgas de limpieza, dejando un mal aspecto, problemas de olores, higiene, y cientos de usuarios cabreados.

6. JUZGADOS

Cientos de juicios aplazados y miles de afectados. Ese es el balance, a grandes rasgos, de las huelgas de los funcionarios de los juzgados de España. En la actualidad, los de Cataluña están en un proceso de huelga indefinida que ha paralizado hasta el momento más de 6.800 demandas pendientes.

A nivel estatal, jueces y fiscales convocaron una huelga el pasado mes de febrero.

5. HUELGA DE LIMPIEZA VIARIA Y RECOGIDA DE BASURAS

Este tipo de conflictos dejan estampas impactantes a lo largo y ancho de nuestra geografía. Hoy es Madrid pero hace poco pudimos ver las calles de Granada, Sevilla o Jerez de la Frontera inundadas de basura.

4. HUELGA DE SANIDAD

Sin duda, la huelga en la Sanidad madrileña, que abarcó desde finales de 2012 hasta mediados de 2013, ha sido de las más 'sonadas'. Cientos de consultas e intervenciones aplazadas y miles de madrileños afectados.

Los trabajadores protestaban así contra la privatización de la gestión de varios hospitales y centros de salud.

3. TRANSPORTISTAS

La huelga convocada entre el 9 y el 15 de junio de 2008 por el alto precio de los combustibles puso en jaque a toda la sociedad española. Los transportistas dejaron desabastecidad muchas gasolineras, fábricas y mercados.

2. HUELGA 'SALVAJE' DE METRO DE MADRID

La capital de España sufrió dos caóticas jornadas de paro total del servicio de Metro. La Comunidad de Madrid llevó incluso a los sindicatos a juicio por no respetar los servicios mínimos y denominó la huelga como 'salvaje'. Cientos de miles de madrileños se vieron afectados por estos paros.

1. CONTROLADORES AÉREOS

Aunque los controladores no lo quieren llamar huelga, los efectos fueron como las de cualquiera. Los sucesos ocurridos el puente de diciembre de 2010 fueron un auténtico terremoto en España. Casi un millón de pasajeros fueron afectados por esta crisis dejando estampas dramáticas en los aeropuertos españoles. Los controladores dejaron sus puestos de trabajo porque, según ellos, habían agotado su jornada anual establecida legalmente. Debido a la falta de controladores, poco a poco el espacio aéreo se fue cerrando y el Gobierno declaró incluso el estado de alarma. Se militarizó ese espacio para volverlo a abrir. El estado de alarma se prorrogó hasta el 15 de enero de 2011.