Compartir

La Fiscalía de Madrid ha pedido el sobreseimiento de la investigación en torno a la destrucción de los discos duros de los dos ordenadores que el ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, tenía en la sede central del partido, en el número 13 de la madrileña calle de Génova. El Fiscal entiende que los hechos no son constitutivos de ningún delito.

Tanto el fiscal de Madrid como la Fiscalía Anticorrupción argumentan que en el borrado de los discos duros de Bárcenas no se ha cometido ningún delito de daños ni de encubrimiento.