viernes, 14 agosto 2020 16:56

El fallo de Estrasburgo sobre la 'Doctrina Parot' afectará a líderes históricos de ETA

Algunos de los presos a los que afectará la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo sobre la 'Doctrina Parot' son históricos jefes etarras tanto del 'aparato político', como 'militar' o 'logístico' de la banda que han mantenido un alto grado de influencia dentro y fuera de las prisiones a pesar de los años de reclusión.

Dirigentes como 'Santi Potros', 'Txikierdi' o Josu Amantes forman parte de este grupo que podrían ir saliendo de prisión.

Según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio del Interior, son 61 etarras los que irían quedando en libertad en los próximos meses en el caso de que el tribunal internacional derogase la doctrina.

Posteriormente el Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz cuenta con otro grupo de otros 75 presos terroristas que abandonarían la cárcel en pocos años.

Por su parte, las listas con las que cuentan las plataformas de apoyo a los presos de ETA como Etxerat sitúan la cifra en 71 presos, de los cuales 52 ya estarían en libertad si no se les hubiese aplicado la doctrina 197/2006.

Además recuerdan que ya hay otros 22 internos terroristas en libertad que vieron retrasada su salida de prisión por esta norma.

En estos listados figuran pesos pesados de la banda con una intensa actividad criminal que tras su arresto siguieron ejerciendo una ascendencia relevante en el Colectivo de Presos de ETA (EPPK por sus siglas en euskera), uno de los eslabones más influyentes del mundo etarra.

Entre ellos está Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, alias 'Txikierdi'.

Beneficiado por la Amnistía del 77, fue 'jefe de comandos', integró el 'comando de Madrid' y el 'aparato de seguridad' contra los GAL entre otras funciones. Con seis asesinatos y 374 años de condena ingresó en prisión donde durante años ejerció como portavoz del Colectivo de Presos, una función que abandonó en 2011. 

¿QUÉ ES LA 'DOCTRINA PAROT'?

La 'doctrina Parot' fue introducida en 2006 por el Tribunal Supremo y establece que las redenciones de pena deben aplicarse sobre el total de la condena impuesta y no sobre el límite máximo de cumplimiento de 30 años.

De este modo se evitó que numerosos etarras como estos o delincuentes graves quedasen en libertad mucho antes de agotar su condena.

Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por Europa Press se muestran interesados en conocer el acople que tendrían de forma repentina terroristas de vieja guardia en la actual izquierda abertzale y la influencia que su autoridad podría tener en futuras estrategias o si aceptarán las directrices de sus nuevos dirigentes con una “hoja de servicios” a la causa mucho más reducida.

Las interpretaciones de como habría que aplicar esta sentencia han generado numerosas reacciones en estos últimos meses, incluyendo la del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien llegó a hablar de la posibilidad de aplicar una “ingeniería jurídica” para que en el caso de que la 'Doctrina Parot' fuese derogada, retrasar la salida de los etarras de la cárcel por medios legales y de procedimiento judicial.