Compartir

La llegada de los Príncipes de Asturias a la Plaza de Neptuno de
Madrid ha dado inicio a los actos por la Fiesta Nacional, en lo que es
el estreno del Heredero a la Corona en la Presidencia de la parada
debido a la ausencia del Rey por motivos de salud.

Don Felipe y Doña Letizia han llegado pasadas las diez y media de esta mañana y han sido aplaudidos por el público asistente, los primeros que han podido escucharse al inicio de los actos por la Fiesta Nacional, que tampoco cuentan con la presencia de la Reina Sofía.

Los Príncipes han sido recibidos, en un ambiente muy tranquilo, por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando García Sánchez, así como el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y la alcaldesa de la capital, Ana Botella.

Nada más llegar, Don Felipe, vestido con su uniforme de teniente coronel del Ejército de Tierra, ha pasado revista al batallón de la Guardia Real, para después dirigirse a la tribuna principal, desde donde preside la parada.

HOMENAJE A LA BANDERA Y A LOS CAÍDOS

Los actos han comenzado con un homenaje a la bandera, que al igual que el año pasado, no ha llegado desde el aire a manos de un especialista de la Patrulla Acrobática del Ejército del Aire, sino a pie, como medida de ahorro.

A continuación se ha desarrollado el homenaje a los caídos. Este año las Fuerzas Armadas han tenido que lamentar el fallecimiento de un militar, concretamente el pasado enero en Afganistán, donde el sargento David Pérez Ureña murió a consecuencia de la explosión de un artefacto improvisado cuando se disponía a desactivarlo.

A los actos del 12 de octubre han asistido las máximas autoridades del Estado. Del Gobierno han acudido todos los ministros a excepción del de Economía, Luis de Guindos, que se encuentra en una reunión del Fondo Monetario Internacional (FMI).

También se encuentran presenciando el desfile el presidente del Congreso, Jesús Posada, del Senado, Pío García-Escudero, los presidentes de diez comunidades autónomas, la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y los portavoces parlamentarios del PP, PSOE y UPyD, entre otros.