Compartir

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, está siendo sometida a una intervención quirúrgica en la Fundación Favaloro, en Buenos Aires, por el hematoma cerebral que presenta, en una operación que tiene buen pronóstico y será sencilla, según han informado fuentes médicas a 'Página 12'.

La Fundación ha señalado que el tratamiento de reposo recomendado el sábado “debió ser modificado” después de que la mandataria experimentase el domingo “una sensación de hormigueo en su brazo izquierdo”. La operación servirá para la “evacuación quirúrgica” del “hematoma subdural crónico” diagnosticado el pasado 12 de agosto tras una caída.

La Casa Rosada anunció el sábado que la mandataria debería guardar un mes de reposo después de que un golpe que sufrió el 12 de agosto le provocara un hematoma que en los últimos días le generó fuertes dolores de cabeza.

Por otro lado, el vicepresidente, Amado Boudou, asumirá las funciones de la presidenta. El Ejecutivo había asegurado que en esta ocasión la mandataria no optaría a la licencia, como ya ocurrió en enero de 2012 cuando fue operada de tiroides, aunque al final se ha dispuesto que Boudou asuma durante al menos los próximos 30 días las funciones de Cristina Fernández.