Compartir

Etiquetas para marcar la ropa que no se cosen, sino que se planchan… o se pegan. Josefina y Eduardo pensaron en emprender algún negocio juntos y tuvieron esta idea hace un año, más o menos cuando su niña empezó a ir a la guardería donde todo lo pedían 'marcado'. Si era así para su hija, también lo sería para el resto de niños. Y si era así en la guardería, también lo sería en el cole, por lo que decidieron ponerse manos a la obra para que su idea no se quedara en una simple idea.

Sabían que no iban a inventar la rueda, que el negocio era relativamente sencillo de montar y que ya había sido explotado por otros, pero ellos querían marcar la diferencia, y con ese ánimo, nació Lovely Tags, la empresa familiar que se dedica al diseño, fabricación y venta de etiquetas para marcar, organizar, identificar y personalizar las cosas de la casa en general.

“Nos pareció un producto muy práctico, útil, y muy vendible, ya que no estamos hablando de una compra cara sino de algo que todos nos podemos permitir”, explica Josefina.

DE LOS COMIENZOS…

Empezaron por lo más farragoso, estudiar la competencia y buscar la maquinaria adecuada para elaborar las etiquetas, además de informarse sobre temas de protección de datos y registro de propiedad intelectual e industrial.

“Estos primeros pasos los fuimos dando en los ratos libres que nos permitían nuestros trabajos, cosa que no es fácil cuando tienes un niño y llegas cansado a casa, aunque la ilusión nos mantenía motivados”, dice.

Dar con el material y la maquinaria les llevó su tiempo, ya que no era algo que conocieran por sus respectivos trabajos. “Cuando por fin dimos con uno de los proveedores, empezamos a familiarizarnos con el proceso de producción”.

Mientras se gestaba su proyecto, la empresa donde trabajaba Josefina en esos momentos, entró en concurso de
acreedores, lo que les acabó de convencer de que el camino elegido era el correcto.

“Ese fue ya el empujón
final que nos faltaba para hacer realidad nuestro proyecto”, matiza
esta emprendedora.

… AL LANZAMIENTO EN AGOSTO

A punto de comenzar el curso escolar, Josefina y Eduardo empezaron a planificar el lanzamiento de la nueva empresa. Así, priorizaron la parte creativa y de producción, en la que se involucró más ella por su perfil profesional (es arquitecta) y, por otra, la parte administrativa, legal y financiera de la que se encargó él (que venía del mundo de empresariales).

A partir de ahí fueron naciendo los diseños y, por fin, en agosto, pusieron en marcha Lovely Tags, una página web sencilla e intuitiva para facilitar las compras al cliente.

CINCO LÍNEAS DE PRODUCTO

La empresa de Josefina y Eduardo cuenta fundamentalmente con cinco líneas de producto:

Etiquetas para marcar ropa, de todos los tamaños (mini, pequeñas, grandes y XL): termoadhesivas, sólo para plancharlas durante unos segundos y resistentes a lavados.

Etiquetas para marcar objetos: autoadhesivas y para pegar sobre cualquier superficie (lavavajillas, microondas, lavadora…).

Etiquetas para marcar zapatos: se pegan en la parte del talón y son resistentes al sudor.

Etiquetas para informar de alergias: autoadhesivas. Incluyen el nombre de la persona y el dibujo que respresente la alergia.

Etiquetas personalizadas: para invitaciones de cumpleaños, pulseras, llaveros, cascos de motos…

DUEÑOS DE SU TIEMPO

Lo que más motiva a este matrimonio, es que el proyecto en el que se han embarcado juntos es algo propio y son ellos los que deciden sobre el mismo.

“Nos mantiene muy motivados e ilusionados el saber que es nuestro emprendimiento, que somos nuestros propios dueños del tiempo, que somos responsables de cada decisión que tomemos, y que somos partícipes de todas las fases del proceso”, concluye Josefina.

Desde Qué.es deseamos mucha suerte a nuestros emprendedores de la semana, quienes, por cierto, parece que han empezado con un volumen de pedidos importante en sus dos meses de funcionamiento.