Compartir

La factura de la luz vuelve a subir desde hoy, 1 de octubre, un 3,1%. Es la cuarta subida en lo que va de año, tras la del 3% en enero, 1,2% en julio y del 3,2% en agosto.

En abril se produjo la única bajada, con un 6%.

El Gobierno calcula que, hasta la fecha, la tarifa se ha encarecido un 8% desde enero de 2012.

Desde 2007, último año antes de la crisis, la factura media de la luz ha subido en España 404 euros al año.

33,70 EUROS MÁS AL MES QUE EN 2007

En abril de 2007, el usuario medio pagaba 48,59 euros al mes (impuestos incluidos) por el recibo de la luz, según un informe de FACUA-Consumidores en Acción.

Hasta ayer, 30 de septiembre, teniendo en cuenta las subidas aplicadas durante 2013, abonaba 79,90 euros, un 64,43% más que hace seis años y medio.

Sin embargo, desde hoy, con esta nueva subida debida a la subasta entre comercializadoras de último recurso del 24 de septiembre, la factura mensual media en España pasará a ser de 82,29 euros, por lo que el incremento acumulado desde 2007 alcanzará el 69,35%.

El recibo de la luz se habrá encarecido así en 33,70 euros mensuales desde 2007, lo que supone una subida de 404,48 euros al año.

LA DEFENSORA DEL PUEBLO, “PERPLEJA” POR LA SUBIDA DE LA LUZ

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, afirmó el viernes 27 de septiembre en el Senado y en presencia de los representantes de las principales instituciones del Estado, que está “perpleja” ante la “constante” subida del precio de la luz y ha advertido de que tendrá entre sus prioridades vigilar la imposición de tasas al consumo doméstico de energía solar.

“SIN ESTAS MEDIDAS, LA FACTURA HABRÍA SUBIDO UN 42%”

El Gobierno aprobó el viernes 20 de septiembre en Consejo de Ministros el proyecto ley del sector eléctrico, que dará la “solución definitiva” para atajar el problema del déficit tarifario sin cargarlo de forma exclusiva a los consumidores, según señalaron la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Industria, José Manuel Soria, cuando presentaron el anteproyecto en julio.

Soria explicó el miércoles 25 de septiembre que si el Gobierno no hubiera aprobado el conjunto de medidas para frenar el déficit tarifario en los casi dos años que van de legislatura, el precio de la luz que abonan los consumidores habría subido un 42%, y aseguró que “esa alternativa nunca la contempló el Gobierno”.

“Optamos por adoptar un conjunto de medidas que afectan a los consumidores, porque es verdad que han subido los precios, pero también (afecta) a la administración pública, ya que una parte se financia con cargo a los Presupuestos, y a los operadores del sistema, tanto de energías del régimen ordinario como del régimen especial. Es verdad que la alternativa era subir los precios más de un 40%, pero esa opción nunca la contempló el Gobierno“, aseguró el ministro.