Quantcast

¿Qué es el 'fracking' y por qué genera tanta oposición?

El consejero de Empresa y Empleo de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, afirmó el martes 17 de septiembre que descarta el desarrollo del fracking en territorio catalán debido a la escasez de recursos, los posibles impactos ambientales y los costes que se derivarían de su exploración y posible explotación.

Así, Cataluña será la cuarta comunidad autónoma que no autoriza el fracking. La primera fue Cantabria, luego se sumó La Rioja con un proyecto de ley que lo prohibirá y en Navarra una iniciativa de los socialistas en ese mismo sentido ha recibido el visto bueno de la Comisión de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Parlamento foral.

El Congreso de los Diputados rechazó el pasado mes de febrero una moción de la Izquierda Plural que proponía prohibir en España el fracking. Se opusieron a la iniciativa el PP, CiU y UPyD, mientras que PNV, FAC y UPN se abstuvieron y PSOE y el resto del Grupo Mixto se sumaron a los proponentes.

Pero ¿qué es el fracking y por qué suscita esta oposición?

FRACTURACIÓN HIDRÁULICA PARA EXTRAER GAS NO CONVENCIONAL

El fracking es una técnica de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional, caracterizado por encontrarse en rocas de baja porosidad y baja permeabilidad, lo que dificulta su extracción.

Esta técnica consiste en perforar el subsuelo hasta alcanzar la roca que encierra el gas, generalmente pizarra o esquistos, cuya poca permeabilidad impide el movimiento del gas a zonas de más fácil extracción, y liberarlo inyectándole agua a alta presión.

Para ello es necesario realizar cientos de pozos ocupando amplias áreas, ya que la separación entre ellos oscila entre 0,6 a 2 km, e inyectar en ellos millones de litros de agua cargados con un cóctel de productos químicos para extraerlo.

RIESGOS PARA LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE

Las experiencias de extracción de gas con fracking se han producido principalmente en Estados Unidos, donde hay unos 400.000 pozos que emplean a más de millón y medio de trabajadores.

Haciendo una extrapolación al territorio español, la industria estima que se podrían crear unos 50.000 puestos de trabajo en la explotación de 13.500 pozos.

La utilización de esta técnica ha aumentado las reservas de gas en EE.UU. en torno a un 40% pero allí también se han conocido los riesgos que supone el fracking para el medio ambiente y la salud.

Un informe emitido en junio de 2011 por la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo, concluyó que con el fracking se produce una “emisión de contaminantes a la atmósfera, contaminación de las aguas subterráneas debido a caudales de fluidos o gases provocados por escapes o vertidos, fugas de líquidos de fracturación y descargas no controladas de aguas residuales, así como la utilización de más de 600 productos químicos para liberar el gas natural”. 

EN CONTRA Y A FAVOR

En España se han creado varias organizaciones ciudadanas que se oponen a la implantación de esta técnica extractiva por su riesgo para la salud y por sus graves consecuencias mediombientales.

Algunas de ellas han solicitado que antes de tomar una decisión, las autoridades realicen consultas ciudadanas al respecto.

Por su parte, la Plataforma Shale Gas España, que engloba a las empresas del sector, ha defendido la exploración porque se trata de la “única vía para determinar el potencial de los recursos de gas no convencional”.

Así, la Plataforma considera que en la actualidad únicamente hay estimaciones de los recursos prospectivos en España y
que estas estimaciones se basan en análisis probabilísticos, teniendo en cuenta factores de riesgo y un “alto grado de incertidumbre”.

Por ello, subraya que “solo mediante la perforación de pozos exploratorios es posible determinar la viabilidad técnica, económica y medioambiental de una futura producción de gas no convencional”.

Comentarios de Facebook