Compartir

La marcha de la 'Marea Blanca', partió a las 12.00 horas y culminó en la Puerta del Sol congregando a más personas que en la última convocatoria de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública, que tuvo lugar en julio. 

En la manifestación pudieron escucharse lemas ya habituales como “Sí se puede” o “La sanidad no se vende, se defiende”, y otros de nuevo cuño como “paralización, sí se podía”, “privatizar es despilfarrar, no privatizar es ahorrar”, además de peticiones de dimisión hacia los integrantes del gobierno regional.

Los actos concluyeron poco después de las 15.20 horas, con todas las organizaciones convocantes recordando que “sigue habiendo motivos”. Entre éstas, había plataformas de trabajadores y usuarios, junto con los sindicatos de la Mesa sectorial de Sanidad Satse, CCOO, Amyts, CSIT, UGT y USAE. “Esta marea se está convocando como una celebración, tanto en las redes sociales como en la cartelería interna colgada en los hospitales y centros de salud, animando a la participación y en un ambiente festivo”, dijo el portavoz del sindicato de médicos Amyts, uno de los organizadores de la protesta.

Twitter fue durante toda la mañana un hervidero con alusiones a la protesta con frases como “Juntos podemos” y “Tenemos que celebrarlo”, que eran las más tuiteadas.

Antes del acto, el secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, afirmó que quedaba demostrado que “sí se puede” paralizar el proceso de privatización de seis hospitales madrileños cuando “toda una sociedad se une con un objetivo tan loable y positivo como es defender la sanidad pública”.

Por contra, el portavoz del Gobierno regional, el consejero Salvador Victoria, aseguraba mucho antes, al comienzo de la carrera 'Madrid corre por Madrid' que “quien verdaderamente defiende la sanidad pública en Madrid es el Ejecutivo regional, quien mantiene y mejora el sistema es este Gobierno”. Y e sque, según Victoria, los participantes de la manifestación “no salen a protestar por la defensa de la sanidad pública, sino por la defensa de sus intereses corporativos”.