Compartir

Cabanela se fue a Norteamérica nada más concluir su carrera de medicina para realizar allí las prácticas, Y le gustó, vaya si le gustó. Tanto que en Rochester, Minnesota, en la Clínica Mayo, ha trabajado cerca de 40 años, y se ha convertido en uno de los más prestigiosos especialistas en cirugía de cadera y rodilla.

Por su investigación en el desarrollo de materiales para prótesis ha recibido varios premios como el Premio Fenin de Innovación Tecnológica Sanitaria. La aportación de este premio la cedió a la fundación Sociedad Española de Cirugía Ortopédica Y Traumatología (SECOT) para convocar un Premio, que lleva su nombre, destinado a realizar una estancia en la Clínica Mayo.

Desde su traslado a EEUU, en 1967, Cabanela ha viajado con frecuencia a su pueblo natal, Mondoñedo, de la que es hijo predilecto desde el año 2002, al igual que su padre, Enrique Cabanela, quien también era médico y que dirigió allí un sanatorio quirúrgico. Hasta hace poco tiempo, estuvo viajando cada año, desde Rochester al municipio gallego, para visitar a su padre quien falleció en 2008.

¿Y sus hijos, si los tiene, también serán médicos? No. Ninguno de sus dos hijos han querido seguir la profesión de su padre y abuelo y han optado por la astrofísica y la literatura inglesa, según La Voz de Galicia.

Durante su trayectopria, pero sobre todo, en su labor investigadora y docente, Cabanela siempre ha insistido en que los pacientes deben de estar bien informados y él se implica en que antes de pasar por quirófano sus pacientes reciban todos los datos para que cooperen más. “Para mí los pacientes son lo primero”.

Este cirujano, prudente y tímido, reconoció en la rueda de prensa celebrada el viernes por la tarde, casi defendiendo al equipo médico que ya operase a Don Juan Carlos, que “una infección le puede ocurrir a cualquier paciente”. Ante las preguntas sobre el tipo de operación que le va a realizar al Rey, Cabanela fue escueto, “lo veremos en quirófano”.

La Clínica Mayo, donde trabaja actualmente Cabanelas, es considerada unas de las mejores instituciones hospitalarias de Estados Unidos y una de las más reconocidas del mundo en las especialidades de ortopedia, neurocirugía, cardiología y cáncer.