Compartir

Respecto al último asalto, que se produjo este martes, Imbroda ha apuntado que aprovecharon que era el día festivo de Melilla, “pensando que a lo mejor había una mayor relajación” en la vigilancia, y ha destacado que hacía un mes y medio que no ocurría un incidente de este tipo.

Desde hace un tiempo se nota “una mayor agresividad de estos inmigrantes”, ha dicho en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press. Esa mayor violencia en los asaltos a la valla se debe, a su juicio, a un cambio en el perfil de esas personas, “mucho más jóvenes y bien preparadas físicamente”, pero sobre todo a que Marruecos ha aumentado su colaboración y ha “despejado bastante la zona limítrofe de Melilla de inmigrantes”.

Imbroda ha abogado por reforzar la valla “con medios físicos” para hacerla “más impermeable”, si bien ha insistido en que “lo fundamental” para impedir los asaltos es la colaboración de Marruecos.

En cuanto a la situación del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla, el presidente de la Ciudad Autónoma ha indicado que se encuentra “casi al doble de la capacidad normal” y por ello se han instalado tiendas de campaña. El delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, dijo este martes que el centro acoge ya 950 personas, cuando su capacidad óptima es de 480.