Compartir

“El mejor servicio a la legitimidad democrática que usted invoca es precisamente respetar ese marco jurídico” en que los gobiernos se legitiman y en que los ciudadanos ven garantizada la convivencia, dice la carta fechada el 14 de septiembre, a la que ha tenido acceso Europa Press.

“Los vínculos que nos mantienen unidos no pueden desatarse sin enormes costes afectivos, económicos, políticos y sociales”, añade en su carta, en la que insiste en la lealtad y corresponsabilidad recíprocas.

“HUIR DE LOS ENFRENTAMIENTOS”

Añade que su Gobierno apuesta por fortalecer los lazos y “huir de los enfrentamientos”, y tiene en cuenta tanto la relevancia de Cataluña en España como su riqueza, pluralidad y singularidad de la sociedad, a la que muestra su afecto. El presidente asegura que siempre ha estado comprometido con el diálogo para resolver “diferencias” políticas o de cualquier tipo, siempre también sin perder el respeto al marco jurídico, que protege y vincula a la vez a todos.

El único momento de la carta en que se alude a 'consulta' es la primera frase, en que Rajoy introduce su respuesta a la petición “de abordar un proceso de negociación para la celebración de una consulta”.

Desde ese párrafo hasta el último, ofrece diálogo hasta el final de su texto, en que constata: “Juntos ganamos todos y separados todos perdemos”, por lo que le propone lealtad con las instituciones y con los ciudadanos en estos momentos de dificultad económica y social.