Compartir

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, contestará en las próximas 48 horas a la carta que le envío a finales de julio el presidente de la Generalitat, Artur Mas, pidiendo autorización para celebrar una consulta en Cataluña.

Sin embargo, ha señalado que el referéndum “no entra dentro del marco” que prevé la Constitución.

“La contestación de la carta a Artur Mas va a ser inminente. Le contestará en las próximas 48 horas. Y será el presidente de la Generalitat el primero que sepa el contenido de la misma”, ha declarado Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros Consejo de Ministros.

La portavoz del Ejecutivo ha señalado que, tras la celebración de los actos de la Diada, el Ejecutivo mantiene “la misma posición” y el mismo “clima de lealtad y cooperación institucional con todas las comunidades autónomas“.

“Tenemos un límite claro y una obligación, que es cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes. Ese es nuestro margen del que no vamos a salir”, ha enfatizado.

Dicho esto, ha indicado que la posición del Gobierno es de “absoluta serenidad” pero también de “firmeza y fortaleza” porque la “legitimidad institucional” de todos los Gobiernos, central y autonómicos, radica en la Constitución, “que todos deben cumplir”.

NO CABE LA CONSULTA EN LA CONSTITUCIÓN

En este sentido, la vicepresidenta ha recalcado que el referéndum “no entra dentro del marco” que prevé la Carta Magna y ha subrayado que el Ejecutivo va a cumplir con las leyes y con la legalidad.

Preguntada si cabe la posibilidad de hacer algún referéndum en el marco de la Carga Magna, ha recordado que hay sentencias del Tribunal Constitucional “muy clarificadoras al respecto”.

En cuánto a las líneas rojas que tiene el Ejecutivo a la hora de sentarse a dialogar y negociar con Artur Mas, Sáenz de Santamaría ha respondido que la Constitución y el cumplimiento de la ley “es un buen marco para definir cuál es ese entorno de diálogo”.