Compartir

El Partido Popular ha entregado al juez de la Audiencia Nacional Ruz una factura que acredita que el extesorero Luis Bárcenas sustituyó en octubre de 2012 el disco duro del ordenador que utilizaba en la sede de la formación y que fue formateado seis días después de su entrada en prisión.

La factura, a la que ha tenido acceso Europa Press, detalla que el 31 de octubre de 2012 el servicio técnico le entregó a Bárcenas un presupuesto por 288,96 euros para reparar su Macintosh Macbook Pro que incluía la sustitución de un disco duro de 320 gigas por otro nuevo.

Los peritos de la Policía Científica avanzaron el pasado martes ante el juez Ruz que este ordenador fue formateado el pasado 3 de julio, seis días después del ingreso de Bárcenas en prisión.

El PP señaló entonces que el formateo se produjo cuando el ordenador con un nuevo disco duro ya estaba siendo utilizado por otro trabajador.

EL DISCO DURO TENÍA “ERRORES”

En concreto, el documento aportado al juez Ruz señala que Bárcenas llevó a reparar su computadora porque el táctil del ratón no funcionaba “bien” y había perdido “sensibilidad”, lo que hacía que el dispositivo fuera “muy lento”.

El diagnóstico de los técnicos es que el disco duro presentaba “errores” y sería necesario “sustituirlo con la posibilidad de colocar el defectuoso en una caja externa”.

Además, también debería cambiarse el 'trackpad' (dispositivo táctil del ordenador), al fallar “de manera muy aleatoria”.

Los peritos, que pertenecen a la Sección Informática Forense de la Policía Científica, detallaron el martes ante el juez que desde el 3 de julio no constan “entradas anteriores ni posteriores” en este dispositivo, según indicaron a Europa Press fuentes de las acusaciones y las defensas personadas en la causa en la que se investiga la supuesta contabilidad B del PP.

El PP, por su parte, explicó que destruyó el disco duro una vez que en abril pasado el Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid archivó la denuncia por robo que el exsenador presentó contra la formación y formateo en julio el nuevo disco duro, que ya había sido asignado a otro trabajador.

OTRO DISCO DURO EXTRAÍDO

Además del Macintosh, que fue entregado con un disco duro marca Toshiba de 500 gigas, el PP entregó en agosto pasado a la Audiencia Nacional un PC de la marca Toshiba Libretto 100 CT que fue enviado sin disco duro por “haber sido extraído con anterioridad”.

Éste último presentaba “signos evidentes en los tornillos de sujeción de que podía haber sido extraído o cambiado con anterioridad”, según el acta del secretario judicial, Javier Ángel Fernández-Gallardo.

Los peritos también ratificaron que no existe manipulación posterior a su confección en la documentación y los archivos sobre la supuesta contabilidad B del Partido Popular que su ex tesorero Luis Bárcenas entregó en una memoria USB al juez Ruz.