Compartir

El coste por hora trabajada bajó el 2,4 % en el segundo trimestre con
respecto al mismo periodo de 2012, según el Índice de Coste Laboral
Armonizado (ICLA) que publica hoy el Instituto Nacional de Estadística
(INE).

Si se suprime el efecto de calendario y estacionalidad (es decir, la diferencia de días hábiles que presenta un mes en distintos años) el coste por hora trabajada disminuyó el 0,3 %.

La actividad que registró la mayor caída anual del coste laboral en ese periodo fue la de industrias extractivas, con un descenso del 6,8 %, seguida de la las sanitarias y de servicios sociales, del 5,6 %, y la educación, del 4,7 %.

Donde más aumentaron los costes fue en el suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación, donde registraron un alza del 4,5 %.

Con respecto al segundo trimestre (corregido el efecto calendario) los costes laborales cayeron el 0,1 %.