viernes, 25 septiembre 2020 20:37

Exguerrilla exige al Parlamento la aprobación de una ley que les otorgará beneficios

“Estamos exigiendo que los diputados aprueben en la próxima plenaria la ley de resarcimiento de los veteranos”, que ya tiene varios meses en discusión en la Asamblea Legislativa, dijo a Efe Manuel Ortega, veterano de la exguerrilla que combatió durante la guerra civil que vivió El Salvador entre 1980 y 1992.

Ortega argumentó que “es necesaria la aprobación” del anteproyecto legislativo porque “contempla aspectos muy importantes que tienen que ver con la salud, pensiones y la inserción económica”.

El anteproyecto de ley fue presentado en diciembre de 2012 por el Gobierno del presidente salvadoreño, Mauricio Funes, a iniciativa de los veteranos del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la antigua guerrilla que ahora es el partido en el poder y además domina el Parlamento.

Mauricio Rodríguez, excombatiente del FMLN, afirmó este lunes a Efe que requieren “los votos de todas las fuerzas políticas” para la aprobación del anteproyecto, que aún no ha llegado al pleno parlamentario para su discusión y permanece en una comisión legislativa.

“Nosotros somos la izquierda pura, revolucionaria, los que peleamos en la montaña (…) exigimos que nos incluyan en el presupuesto para el beneficio de tantos veteranos que tenemos enfermos (…) los gobiernos de derecha como el actual nos han abandonado”, enfatizó.

Otra excombatiente, Mercedes Lara, destacó que los veteranos del FMLN histórico actualmente se encuentran “en las peores condiciones”, por lo que tildo de injusto que la gente que luchó en la guerra y que dio los votos para el FMLN estén ahora “olvidados”.

El Gobierno de Funes firmó en marzo de 2012 un convenio con exguerrilleros del FMLN mayores de 70 años para pagarles una pensión simbólica de 50 dólares mensuales, e instaló una mesa de diálogo permanente con los veteranos de guerra del Ejército.

En los últimos meses excombatientes de la Fuerza Armada han realizado reiteradas manifestaciones y bloqueo de calles para exigir el pago de indemnizaciones y la aprobación del anteproyecto de ley.

En la manifestación de este lunes participaron unos 2.500 veteranos, según cifras de los organizadores.

La guerra civil salvadoreña dejó 75.000 muertos, 8.000 desaparecidos, 12.000 heridos y miles de desplazados.