Quantcast

Insurgentes filipinos mantienes a 20 civiles como rehenes en el sur del país

Los terroristas entraron en el municipio al alba tras duros enfrentamientos con los soldados desplegados en la zona, en los que al menos un miembro del Ejército filipino perdió la vida.

Los separatistas ordenaron el cierre de escuelas y oficinas gubernamentales, hasta llegar al ayuntamiento “donde quieren levantar la bandera independentista”, según apunta la emisora local “DZBB”.

La fuente también señaló que los insurgentes mantienen al menos a 20 civiles como rehenes y el negociador gubernamental ha llegado a la zona para lograr la liberación de estos.

El Frente Moro de Liberación Nacional aceptó negociar una solución que no fuese la independencia y luego en 1996 firmó la paz con el Gobierno.

Varios miembros del grupo disconformes con las negociaciones decidieron por entonces fundar el Frente Moro de Liberación Islámica (MILF, siglas en inglés), la mayor organización separatista de Filipinas que cuenta con unos 12.000 militantes y ahora parece querer también dialogar con el Gobierno de Manila.

Según analistas locales citados por el portal de noticias Rappler, Nur Misuari, fundador del FMLN, “está haciendo ruido” por el supuesto fracaso del acuerdo de paz firmado en 1996 con el por entonces presidente Fidel Ramos.

Con esta acción, Misuari pretende boicotear las nuevas rondas de conversaciones entre el Gobierno filipino de Benigno Aquino y el MILF, cuya rondas afronta el final de la negociación del paz, según los expertos.

Comentarios de Facebook