Compartir

Este lunes, el jefe de la oposición política en Camboya, San Rainsy, anunció que para evitar la violencia en la marcha se modificó el carácter de la movilización nacional convocada para hoy a una protesta nacional en forma de oración.

Conforme a las estimaciones del partido opositor Partido para el Rescate Nacional de Camboya (PRNC), unas 10.000 personas, algunas portando un simbólico ramos de flores de loto, se han unido a la plegaria.

El Comité Electoral de Camboya confirmó a principios de agosto la victoria del partido de Hun Sen que recibió 3.235.969 votos en todo el país frente a los 2.946.176 de sufragios otorgados a la oposición, y que mañana está previsto se anuncie el reparto final del número de escaños del Parlamento de Camboya.

Los resultados preliminares publicados por el ministro de Información, Khieu Kanharith, otorgan 68 asientos al PPC frente a los 55 del CNRP.

El líder de la coalición opositora, Sam Rainsy, rechazó los resultados preliminares y proclamó la victoria de su grupo con 63 diputados, al tiempo que reiteraba la exigencia de que se formase un comité independiente para esclarecer las irregularidades en los comicios.

El Comité Electoral respondió que no abrirá un proceso de investigación para aclarar las irregularidades denunciadas por el grupo opositor debido a la falta de evidencias sobre las reclamaciones de manipulación y fraude electoral presentadas.

Camboya ha estado gobernada por el PPC, bien en coalición o solo, desde el restablecimiento de la democracia en 1993, a través de un plan auspiciado por la ONU para sacar al país asiático de décadas de guerra civil.

El actual primer ministro, Hun Sen, lleva en el cargo ininterrumpidamente desde 1985, cuando fue investido con el beneplácito del Ejército vietnamita que liberó al país del Jemer Rojo de Pol Pot.