lunes, 28 septiembre 2020 5:36

Lavrov se reunirá con el ministro de Exteriores sirio el próximo lunes

Las consultas ruso-sirias se centrarán en “todos los aspectos de la situación en Siria y en torno al país árabe”, se afirma en un comunicado publicado en la página web de la Cancillería.

“En Moscú estamos convencidos de la necesidad de poner fin a la violencia y al sufrimiento de la población mediante un arreglo político sin intentos de injerencia militar foránea al margen del Consejo de Seguridad de la ONU”, concluye la nota.

Rusia y China se oponen categóricamente a una acción militar contra Siria que no cuente con el beneplácito del Consejo de Seguridad de la ONU y consideran que el Congreso estadounidense no tiene poder para autorizar un ataque contra Damasco.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha advertido de que cualquier ataque que no cuente con el visto bueno de la ONU sólo puede considerarse una agresión, mientras la Cancillería china declaró hoy que la guerra no es la solución a la crisis siria.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha decidido lanzar un ataque “limitado” contra objetivos en Siria en represalia por el presunto uso de armas químicas por el régimen de Bachar al Asad contra la población civil.

El ataque estadounidense está pendiente de la autorización del Congreso de EEUU, al que Obama, aunque no estaba obligado a ello, solicitó permiso.