Compartir

El interés del bono germano no superaba el 2 % desde hace más de un año y medio, en marzo de 2012; a las 14:20 horas, se situaba en el 2,015 %.

El diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, que mide el riesgo país, no baja de 250 puntos básicos desde el pasado 16 de agosto; antes de esa fecha, su tasa más baja la marcó en mayo de 2011, por debajo de 245 puntos básicos.

Los expertos indican dos factores que explican la mayor exigencia de los inversores para comprar deuda soberana germana: por un lado, la celebración de elecciones generales el próximo 22 de septiembre, con la incertidumbre que todo proceso electoral acarrea.

Además, países periféricos de la zona del euro como España o Italia han dejado de percibirse como inversiones de riesgo, como prueba la buena emisión de deuda a largo plazo que ha celebrado hoy el Tesoro Público, que ha colocado 4.000 millones en bonos a cinco y diez años al menor interés desde mayo.