Compartir

En su intervención en el 27 Encuentro de las Telecomunicaciones organizado por la patronal tecnológica Ametic y Telefónica en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, el directivo de Orange ha señalado la gran diferencia entre la situación de Estados Unidos y Europa que ha perdido su “histórico liderazgo en redes fijas y móviles”.

Jean Marc Vignoles ha señalado que los operadores europeos se están debilitando y que sus bajas cotizaciones les están situando como objetivos de compra de empresas extranjeras.

Ha explicado que los resultados juntos de los dos grandes operadores norteamericanos en 2012 fueron superiores a la suma de los generados por Orange, Deutsche Telecom, Vodafone, Telefónica y Telecom Italia.

Pero la situación de los fabricantes de terminales y de equipos están en una situación todavía más complicada, ha dicho, ya que mientras Alcatel Lucent está reduciendo miles de puestos de trabajo en Europa, Nokia Siemens ha recortado 20.000 empleos en el mundo en los últimos 2 años, y estudia 8.500 despidos adicionales.

También ha destacado el retraso del despliegue de las redes de super banda ancha en Europa frente a Estados Unidos y Asia.

No obstante, el consejero delegado de Orange ha señalado que esta situación no es irreversible, pero tiene que cambiar el panorama competitivo en Europa mediante políticas públicas que devuelvan el margen de maniobra a los operadores para que inviertan y creen empleo.

Asimismo, con la toma de conciencia de que la espiral de reducción de precios actual no contribuye a la creación de valor a medio plazo y que el futuro pasa por el desarrollo de nuevos servicios de valor añadido.