Compartir

Como parte del objetivo continuo para que el número de víctimas mortales y heridos graves en los nuevos coches Volvo alcance la cifra cero en el 2020, la marca sueca aumenta los sistemas de seguridad que se irán introduciendo en sucesivos modelos.