Compartir

La ONU condenó el asalto llevado a cabo ayer por fuerzas militares y policiales iraquíes contra un campamento de refugiados de la organización opositora iraní “Muyahidín Jalq” (combatientes del pueblo) en la provincia de Diyala (al noreste de Bagdad) que causó al menos 19 muertos y decenas de heridos.”Condenamos con severidad este ataque. El uso de la violencia contra una población civil es inacep…