Compartir

Los evacuados se suman a otros 23 chilenos, nueve de ellos menores de edad, que fueron evacuados este sábado por funcionarios diplomáticos a la capital libanesa, junto a dos colombianos que también deseaban abandonar Siria.

La Cancillería chilena dijo que ha instruido a sus embajadas, en Líbano y en Siria para que presten toda la asistencia necesaria a los chilenos que ya se encuentran en Beirut, y que mantengan contacto con aquellos que decidieron quedarse en Siria, por si en los próximos días deciden también abandonar ese país.

Agregó que la Unidad de Crisis del Ministerio continuará desde Santiago observando la situación de los chilenos que se encuentran en la zona.

Los 29 chilenos evacuados este fin de semana se suman a otros 41 que han abandonado Siria desde el comienzo de la crisis, sobre un total aproximado de 200 personas residentes en ese país.

De los evacuados anteriormente, la mayoría decidieron regresar a Chile.

El sábado, el canciller chileno, Alfredo Moreno, dijo que su país condena “enérgicamente lo que está sucediendo en Siria, que ha tenido costo humano y material realmente enorme”.

“El ataque químico corresponde a un crimen de lesa humanidad, a la utilización de armas masivas en contra de civiles inocentes y que no pueden protegerse, por lo tanto no puede ser aceptado por la comunidad internacional”, añadió.

No obstante, dijo que una intervención en Siria “debe hacerse de acuerdo con las reglas del derecho internacional”.