Compartir

Justo Márquez, vecino de la localidad malagueña de Nerja, de unos 50 años, ha llegado este domingo a la colonia de Gibraltar tras cuatro días caminando y con una cruz de madera, ayudada por una pequeña rueda, a cuestas. Tras recorrer una media de «40 kilómetros al día», según ha dicho el propio vecino, su intención es permanecer 24 horas en la frontera «en huelga de hambre». Márquez ha señalado qu…