Inicio Actualidad

Colombia advierte que la Unesco no tiene facultad sobre los diferendos entre Estados

Compartir

El Ministerio de Relaciones Exteriores señaló en un comunicado que la reserva Seaflower, «inscrita en el Programa del Hombre y la Biosfera de la Unesco, mediante un acto soberano de Colombia, se encuentra sujeta a la legislación nacional».

Por lo tanto, agrega el texto, «no estaría en el ámbito de competencia de la Unesco determinar el programa de manejo de tal reserva».

«De conformidad con su tratado constitutivo, la Unesco no tiene la facultad de pronunciarse sobre diferendos internacionales entre Estados ni puede intervenir en materias que correspondan esencialmente a la jurisdicción interna de los Estados», agrega el comunicado de la cancillería colombiana.

Un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya de noviembre pasado otorgó a Nicaragua 75.000 kilómetros cuadrados en el Caribe en un litigio con Colombia, con lo cual ese país centroamericano considera que tiene derecho sobre una parte de Seaflower y recientemente pidió a la Unesco que le confirme esa aspiración.

La reserva Seaflower mide 349.000 kilómetros cuadrados, alberga a más de 400 especies de peces, tiene ecosistemas completos e interconectados, incluyendo formaciones coralinas de las más importantes de la región.

En el comunicado, Colombia señala que luego del fallo de la Corte de La Haya que modificó la frontera marítima con Nicaragua, estudia los mecanismos, recursos y acciones que le permiten las leyes nacionales y el derecho internacional para promover la defensa de sus intereses.

Colombia, además, reitera su compromiso con la protección de la Reserva de Biosfera de Seaflower y subraya que este «es un asunto del ámbito de la soberanía nacional».