Compartir

Las pernoctaciones de residentes en apartamentos, cámpings y alojamientos de turismo rural descendieron un 5,3 % en julio mientras que las de no residentes se incrementaron un 1,4 %.

La estancia media en estos alojamientos fue de 0,6 noches por viajero, un 0,7 % menos que hace un año.

En los siete primeros meses del año, las pernoctaciones en alojamientos extrahoteleros aumentaron un 1,3 % respecto al mismo periodo de 2012.

En apartamentos turísticos, cuyos precios crecieron un 0,6 %, la ocupación fue del 50,3 % de las plazas, un 2,1 % menos que en el mismo periodo de 2012 y la ocupación del fin de semana fue del 53,4 %, un 2,4 % menos.

En estos alojamientos las pernoctaciones subieron un 0,8 % en julio respecto a la situación de hace un año, pero mientras las de los residentes cayeron un 4 % las de no residentes subieron un 2,9 % y supusieron el 71,1 % del total. La estancia media se situó en 7,2 noches por viajero, un 1,1 % menos que hace un año.

Los viajeros del Reino Unido constituyeron el mayor mercado emisor con 2,2 millones de pernoctaciones, un 0,8 % más que hace un año y Alemania con un millón, un 8,5 % más.

Los destinos preferidos fueron Canarias e Islas Baleares.

En Campings, cuyos precios subieron un 1,8 %, las pernoctaciones cayeron un 3,4 % debido a la caída del 5,8 % de las de residentes y del 0,9 % de los no residentes.

La ocupación fue del 43,4 % de las parcelas ofertadas, un 0,7 % más aunque en fin de semana cayó un 1,9 % hasta el 47,5 % de las plazas ofertadas.

Cataluña es el destino preferido para los campistas con más de 3,7 millones de pernoctaciones, un 3,3 % menos que hace un año y La Costa Brava la zona preferida con dos millones.

El turismo rural bajó sus precios un 1,1 % pero su ocupación cayó un 7,2 % con un descenso del 8,2 % de los residentes y del 4,8 % de los no residentes. La ocupación fue del 20 %, un 6,9 % menos y Castilla y León el destino preferido, pero con una caída del 13,4 %.