Compartir

Según un comunicado del Ejército, “las FARC habrían secuestrado al cabo primero Salatiel Álvarez Ramírez y un particular” en el municipio de Palmira, departamento del Valle (suroeste).

El Ejército basa su denuncia en “informaciones obtenidas de los moradores de la región”.

El hecho fue perpetrado, al parecer, por alias “Leonel Paz”, cabecilla de la columna móvil Gabriel Galvis de ese grupo rebelde, y por otro guerrillero identificado con el alias “Garipiari”, según el comunicado.

El secuestro del militar y de la otra persona, cuya identidad no fue revelada, se registró mientras se desplazaban por un sector de la vereda Potrerillos, del municipio de Palmira.

“El secuestro es un crimen de lesa humanidad y los únicos responsables de la integridad y vida de los dos ciudadanos secuestrados, serían las FARC”, agrega el comunicado del Ejército.

El mes pasado, las FARC informaron de que el 20 junio secuestraron al exmilitar estadounidense Kevin Scott Sutay en el selvático departamento del Guaviare donde, según las autoridades hacía turismo.

Por ese secuestro, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, acusó a las FARC de haber cometido una “violación flagrante” de los compromisos anunciados después de comenzar los diálogos de paz en La Habana.

Para la liberación de Sutay, las FARC pidieron conformar una comisión humanitaria de la que hagan parte el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la exsenadora Piedad Córdoba y un delegado de la organización católica laica Comunidad de San Egidio, pero Santos rechazó la posibilidad de que la política participe.

Las FARC anunciaron mediante un comunicado publicado en febrero de 2012 que iban a acabar con las “retenciones de personas” con fines financieros y que pondrían en libertad a los últimos diez policías o militares que mantenían en condición de rehenes.