Compartir

Además, el viaje a Surinam es el primero que Cartes hace al extranjero desde su asunción, el 15 de agosto pasado.

Durante VII Cumbre ordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de Unasur, en la que Surinam asumirá la presidencia temporal del bloque suramericano, Cartes presentará su visión sobre ese organismo regional y las perspectivas de desarrollo del Paraguay, según un comunicado de la Presidencia.

En Paramaribo Cartes coincidirá con el presidente venezolano, Nicolas Maduro, quien fue declarado persona “non grata” por el anterior Gobierno paraguayo, pero no está por ahora previsto un encuentro bilateral, aunque fuentes oficiales paraguayas señalaron que como en todas las cumbres puede haber reuniones “espontáneas”.

Cartes no invitó a su toma de posesión a Maduro, quien pese a todo le escribió manifestándole su deseo de normalizar las relaciones entre ambos países, suspendidas desde la destitución de Fernando Lugo de la Presidencia paraguaya, en junio de 2012.

La destitución de Lugo, en un juicio político en el Senado, motivó también la suspensión de Paraguay de Unasur y de Mercosur.

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, que ya se encuentra en Surinam, destacó que “es muy importante” la presencia de Cartes en la cumbre, “pues se trata de su primera participación internacional en un evento multilateral”.

Loizaga dijo que hasta ahora no están previstas reuniones bilaterales con otros jefes de Estado, aunque no descartó que puedan darse encuentros espontáneos, según un comunicado de la Cancillería paraguaya.

“Estas reuniones bilaterales generalmente se dan dentro de un marco muy espontáneo y de acuerdo a las necesidades del momento”, añadió.

El Gobierno de Surinam afirmó el pasado miércoles que como presidente pro témpore de Unasur privilegiará “la unidad y el entendimiento mutuo” de sus miembros y tratará de servir de puente entre Suramérica y el Caribe.

La Unasur está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.