Compartir

Así lo anunció hoy el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, quien indicó que Merkel reiteró que el ataque con armas químicas contra la población civil, atribuido al Gobierno sirio, exige una respuesta.

Según Seibert, Merkel y Putin coincidieron en que el Consejo de Seguridad de la ONU tiene que ocuparse del caso y que a largo plazo el conflicto sólo puede ser solucionado políticamente, por lo que hay que intensificar los esfuerzos para realizar una conferencia internacional sobre Siria.