Compartir

La pasada semana un jurado declaró a Hasan culpable de los 45 cargos que pesaban sobre él por el tiroteo, en el que hirió además a 32 personas, en lo que fue el mayor ataque mortal en una base militar de la historia de Estados Unidos.