Compartir

Las Fuerzas Armadas congoleñas lanzaron un ataque contra una posición del M23 en los altos de Kibati (al norte de Goma, en el este del país) desde donde se bombardeaba zonas habitadas por civiles.

“El objetivo de la operación es eliminar la amenaza contra Goma”, afirmó el portavoz, Farhan Haq. “Acabamos de saber que un miembro de la fuerza de paz de la ONU ha muerto. Otros tres han sido heridos”, explicó.

En la ofensiva, lanzada en la mañana de hoy, el Ejército congoleño empleó helicópteros de combate, vehículos blindados, mientras que la brigada de intervención de Monusco, que también empleó helicópteros y artillería, explicó Haq.

La ONU mantiene misiones en la República Democrática del Congo desde 1999, primero MONUC y luego MONUSCO, creada en 2010 e integrada actualmente por 20.500 personas, de las que 18.600 son militares y policías.