Compartir

La operación de rodilla realizada por el doctor Christopher Kaedling no pasará a la historia de la medicina, pero puede que tenga un hueco en la de la tecnología. Este cirujano del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio es el primero en los Estados Unidos en consultar con un colega a distancia y en vivo, a través de un vídeo tomado en la propia sala de operaciones con las Google Glass.

“Es un privilegio formar parte de este proyecto a medida que exploramos cómo esta nueva tecnología podría ser incorporada en el cuidado diario de nuestros pacientes”, dijo Kaeding, que además de realizar la cirugía ejerce como director de medicina deportiva en Ohio State. “Para ser honesto, una vez que llegamos a la cirugía, a menudo olvidaba que el dispositivo estaba allí. Me pareció muy intuitivo y sin problemas de ajuste“.

Google Glass tiene un marco similar a las gafas tradicionales, pero en lugar de lentes, hay un pequeño dispositivo encima del ojo derecho. Es una pantalla de ordenador que, con un simple comando de voz, permite a los usuarios acceder a la información como lo harían en cualquier otro equipo. Se adjunta a la parte frontal del dispositivo una cámara que ofrece la capacidad de tomar fotos y vídeos mientras el dispositivo está en uso.

Durante este procedimiento, Kaeding llevaba el dispositivo mientras se realiza la cirugía de Kobalka Paula, de 47 años y vecino de Columbus, Ohio, quien se lesionó la rodilla jugando al softball. Mientras Kaedling llevaba a cabo la operación en un edificio al este de Columbus, las Google Glass mostraban su punto de vista a través de internet para un público ubicado a varias millas de distancia.

Uno de los colegas de Kaeding en Ohio State, el doctor Robert Magnussen, vio la cirugía desde su oficina, mientras que en el campus principal, varios estudiantes de la Universidad Estatal de Medicina de Ohio la vieron en sus portátiles.

“Tener la oportunidad de ser un estudiante de medicina y compartir esta tecnología es realmente emocionante“, dijo Ryan Blackwell, estudiante de medicina de segundo año que vio la operación a distancia. “Esto podría tener enormes implicaciones, no sólo desde la perspectiva de la educación médica, sino porque ya que el médico puede utilizar esta tecnología de forma remota, podría extenderse la atención al paciente en todo el mundo”.

“Como centro médico académico, estamos muy entusiasmados con las oportunidades que este dispositivo podría ofrecer para la educación”, dijo el Dr. Clay Marsh, director de innovación en el Centro Médico Wexner de la Universidad de Ohio State.

Los expertos han teorizado que, durante la cirugía, los médicos podrían usar los comandos de voz para pedir al instante materiales de referencia, imágenes por resonancia magnética de su paciente o informes de patología. “Ahora, tenemos que empezar a usarlo. Al igual que muchas tecnologías, debe ser evaluada en diferentes situaciones para localizar cuál es su mayor valor y cómo puede afectar a la vida de nuestros pacientes de una manera positiva”, dijo Marsh.

El doctor Ismail Nabeel, profesor asistente de medicina interna general de Ohio State, fue una de las 1.000 personas elegidas por Google en todo Estados Unidos para probar las gafas. Luego se asoció con Kaeding para realizar esta cirugía innovadora y ayudar a probar la tecnología que podría cambiar la forma de ver la medicina del futuro.