Compartir

La publicación la pasada semana de un informe de la Comunidad de Madrid según el cual hasta 1.060 empresas catalanas se habían instalado en la capital de España desde 2010 ha desatado un intenso debate. Si en algunos ámbitos se ha interpretado este dato como la demostración de que hay una «fuga» de empresas catalanas por causa del proceso soberanista, en otros se precisa que dicha interpretación e…