Compartir

“Para nosotros es un honor recibirlos a ustedes. Y los recibimos como hermanos de una sola patria. La patria rusa. La patria venezolana. La patria humana nos une”, declaró Maduro en un acto difundido por la estatal VTV.

Maduro visitó los buques en compañía de su esposa, Cilia Flores, y los ministros de Exteriores, Elías Jaua, y Defensa, almirante Carmen Meléndez, entre otros.

El Moskva es una de las cuatro naves de guerra que llegaron ayer a los muelles de La Guaira, localidad cercana a Caracas, con cerca de un millar de marineros, para “actividades interoperativas, exposición de armamento y acercamiento de tropas”, informó ayer el jefe de la Marina venezolana, almirante Jesús Ortega.

Los efectivos rusos cumplirán algunas actividades en la capital venezolana, como la visita a la tumba del fallecido Hugo Chávez, quien durante 14 años de gobierno (1999-2013) estrechó las relaciones energéticas y de defensa con Rusia.

Maduro ha continuado con esta relación con Rusia, y declaró en julio pasado, su intención de “reforzar y ampliar la alianza estratégica” entre ambas naciones.