Quantcast

La UE evita pronunciarse sobre una posible intervención militar en Siria

“Entendemos que la misión de la ONU ha sido autorizada y ahora va estudiar la escena de los acontecimientos, y tomamos nota de ello. Ahora esperaremos a los resultados de esta investigación”, señaló en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE) el portavoz comunitario de Exteriores Sébastien Brabant.

Brabant explicó que la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, está en contacto con los ministros europeos de Exteriores así como con los distintos actores internacionales.

Recalcó, no obstante, que no va a comentar las “hipótesis y especulaciones” surgidas el pasado fin de semana sobre una posible intervención militar liderada por Estados Unidos y de la que serían partidarios Alemania, el Reino Unido y Francia.

“No vamos a comentar las diversas declaraciones del fin de semana”, sostuvo, e insistió en que lo que pide la Unión Europea es una “investigación completa y creíble de lo que pasó el miércoles pasado en Damasco”.

“La UE en su conjunto, la alta representante, pero también los presidentes y los Estados miembros han estado muy implicados para intentar encontrar una solución política a la crisis siria”, agregó.

Las informaciones sobre una posible intervención militar en Siria se multiplicaron durante el fin de semana después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, celebrase una reunión del Consejo de Seguridad Nacional en la que se le informó de las opciones potenciales de reacción si se confirma el uso de armas químicas por el Gobierno sirio el 21 de agosto cerca de Damasco.

El jefe del Pentágono, Chuck Hagel, en el curso de una gira por el sudeste asiático dijo a los periodistas que Estados Unidos está fortaleciendo y reubicando sus recursos militares en el este del Mediterráneo para colocarlos dentro del radio de operaciones en Siria.

La misión de la ONU, que finalmente recibió autorización de Damasco este domingo, tiene previsto visitar hoy la zona de las afueras de Damasco donde la oposición siria denunció el miércoles pasado la muerte de más de mil personas por un supuesto ataque químico del régimen.

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) informó este sábado de que en tres hospitales en la gobernación de Damasco fueron atendidos el pasado miércoles en menos de tres horas unos 3.600 pacientes con síntomas neurotóxicos, de los que 355 murieron.

Por su parte, el Observatorio de Sirio de Derechos Humanos rebajó la cifra de fallecidos en ese supuesto ataque a 322 personas.

Comentarios de Facebook