Compartir

Al amparo de la Directiva 2011782 de la Unión Europea que permite a los estados miembros de la Unión Europea consultar los Registros de Vehículos de los otros Estados, pudiendo incoar el correspondiente procedimiento sancionador, las autoridades españolas y francesas han llegado a un acuerdo de reciprocidad que entró en vigor el pasado día 1.