Compartir

El portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Alexánder Lukashévich, emitió ayer dos comunicados, uno congratulándose de la decisión de las autoridades sirias de permitir a los inspectores de Naciones Unidas investigar el ataque con armas químicas y otra pidiendo a Estados Unidos que se abstenga de atacar Siria.