Compartir

En una entrevista que publica hoy el diario 'La Razón', García-Margallo se muestra satisfecho de que la Unión Europea haya decidido “tomar cartas en el asunto”, y ejercer de mediadora en el conflicto que enfrenta a ambos países sobre la jurisdicción de unas aguas que siempre han sido polémicas. Asimismo, García-Margallo alerta sobre el riesgo de que se enfríen las relaciones con el Reino Unido por culpa de la actuación del ministro principal del Peñón, Fabian Picardo, en el conflicto de la pesca y el medio ambiente, aunque asegura que España está haciendo todo lo posible para que esto no ocurra.

El ministro también muestra su perplejidad por la amenaza del primer ministro británico, David Cameron, de “adoptar medidas legales” contra España después de que el Gobierno solicitara la intervención de la Comisión Europea, y argumenta que “no pueden pretender que miremos para otro lado” si hay “contrabando, blanqueo de dinero o tráficos ilícitos”.

Por último, García-Margallo recuerda que ha ofrecido a su colega británico dialogar sobre cooperación nacional y soberanía, pero advierte de que “uno no se puede sentar en la mesa estableciendo condiciones” que no se revisan, en referencia a los bloques de hormigón, que califica de “atentado contra el medio ambiente”.