Compartir

El barrio frente al Pancho Camurria está lejos de desaparecer y sus vecinos viven en paupérrimas condicionesMónica, a sus 47 años, se ha visto de un día para otro en la calle y se ha quedado sin negocio, sin piso y con unas pérdidas de 24.000 euros. Procede de Rio de Janeiro, pero son nueve años los que hace que decidiómudarse a España; era artista y grabadora coreográfica, ha estudiado algo de tu…