Compartir

La Dirección General de Aduanas decretó ayer la paralización de la entrada de roca de escollera en Gibraltar. Como consecuencia de ello, los servicios de vigilancia de la Verja tienen orden de prohibir el acceso a camiones cargados con piedra, cuyo destino podría ser la construcción de un nuevo espigón en la costa este del Peñón o la preparación de bloques que acaban en los caladeros donde faenan …