Compartir

Las tareas para extinguir los tres fuegos desatados en las últimas horas en Castilla y León, dos de los cuales obligaron a desalojar a los vecinos de Puerto Seguro (Salamanca) y Villardiegua (Zamora), continúan durante esta jornada, mientras los habitantes de las zonas afectadas recuperan la calma.

“Es responsabilidad de todos” luchar contra los incendios y colaborar para detener “a aquellos que los provocan, porque los incendios que se produjeron ayer en las provincias de León y Salamanca son claramente intencionados, con cuatro focos diferentes en el mismo municipio”, ha manifestado hoy el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, al visitar una de las zonas que más han acusado los efectos de las llamas.

Luelmo de Sayago (Zamora) ha sido el punto elegido para instalar el puesto de mando avanzado del Servicio de Emergencias 112, al que hoy ha acudido el consejero, para analizar las tareas destinadas a extinguir el incendio declarado en Villardiegua, sobre el que ya hoy de madrugada el nivel de riesgo bajó de 2 a 1, en una escala de cero a tres. También durante esta jornada se han ido retirando los miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que han colaborado en la extinción, ante el descenso del nivel de peligro.

Aunque ha bajado el riesgo, el incendio ha quemado ya más de 1.000 hectáreas dentro del Parque Natural de Arribes del Duero, según ha asegurado Silván, quien ha subrayado por la mañana que el fuego está estabilizado, mientras personal de tierra y aéreo “continúa refrescando la zona” El consejero ha reconocido “la gran labor que están desempeñando las más de 180 personas que están interviniendo en las labores para sofocar este incendio”, tras transmitir su apoyo a los vecinos, y ha recordado que los incendios “son cosa de todos, una responsabilidad social”.

Vecinos de esta zona, de Villardiegua, tuvieron que ser desalojados ayer por la tarde por la proximidad de las llamas y unos ochenta fueron trasladados para pasar la noche en el polideportivo de la cercana localidad de Bermillo de Sayago, tras lo que todos ellos han podido regresar ya a sus casas a lo largo de la mañana. Los afectados por el fuego están tratando durante el día de recuperar la calma y la normalidad, a pesar de los daños ocasionados por las llamas. El fuego ha calcinado varias naves de ganado y algunas casas viejas en el municipio, según ha detallado a Efe el alcalde de la localidad, Silvestre Fernando.

Aunque haya disminuido el riesgo, en todo caso “hay que estar en alerta máxima por las altas temperaturas que generan gran peligro por todo el terreno susceptible de ser pasto de esas llamas”, ha advertido Silván, quien ha pedido “precaución, cautela y prevención”.

También los vecinos de Puerto Seguro (Salamanca) tuvieron que pasar por una situación de desalojo ayer por la tarde, cuando las llamas se acercaron a su pueblo y tuvieron que permanecer unas tres horas fuera de sus hogares, a los que pudieron regresar la misma tarde de ayer, jueves, una vez que desapareció el peligro para la localidad. No obstante, dos cuadrillas de forestales y dos camiones autobombas, con sus respectivos conductores y mangueristas, además de algunos vecinos pasaron la noche en la zona del incendio, donde según fuentes del Ejecutivo autonómico permanecerán hoy durante todo el día dos cuadrillas y dos camiones autobombas.

El fuego se encuentra ya controlado desde anoche y en nivel cero del Infocal. Igualmente a nivel cero y aún activo se encuentra hoy el fuego que se desató en Olleros de Alba (León) ayer por la tarde, se supone que originado de manera intencionada, ya que se contabilizaron cuatro focos diferentes, según fuentes de la Junta de Castilla y León.

Para conseguir su extinción, siguen trabajado en el lugar del suceso durante esta jornada dos técnicos, nueve agentes medioambientales, cuatro helicópteros de las bases de Sahechores, Villaeles, Rabanal y Camposagrado, un bulldozer, tres autobombas y siete cuadrillas de tierra. Las labores para acabar con los tres fuegos desatados en las últimas horas continúan en la actualidad, según los datos disponibles hasta las 16.00 horas.