Compartir

“He decidido disolver (la Cámara baja de) el Parlamento con fecha 28 de agosto y convocar así elecciones para el 25 y 26 de octubre”, dijo Zeman en directo por la cadena CT24 en su sede del Castillo de Praga.

El jefe de Estado decidió así ratificar hoy la disolución de la cámara con esa fecha de agosto para hacer coincidir los comicios con esos días de octubre, y cumplir con el plazo legal de 60 días una vez que el Parlamento decide autodisolverse, lo que ocurrió el martes pasado por primera vez en el país centroeuropeo.

Zeman fijó la fecha de la sesión inaugural de la próxima legislatura para el 26 de noviembre.

Para el jefe del Estado, esto sería suficiente tiempo para aprobar los Presupuestos Generales del 2014, sin necesidad de incurrir en una situación de interinidad presupuestaria.

Zeman ironizó hoy, sin embargo, que en el caso de Bélgica, que estuvo más de un año sin formar Gobierno, “la economía empezó a florecer”.

Bélgica puso en diciembre de 2011 fin a una profunda crisis política que comenzó en abril de 2010 y que tuvo al país sin un acuerdo de gobierno durante 540 días.

Se espera que los comicios permiten al país salir de la crisis política que atraviesa desde hace dos meses, tras la caída del Ejecutivo de centroderecha, salpicado por un escándalo de corrupción, y la pérdida del voto de confianza del posterior Gobierno técnico.

Este gabinete seguirá de forma interina hasta pasarle el testigo al Ejecutivo que salga de la urnas.

Los socialdemócratas parten como favoritos en los comicios checos, ya que los últimos sondeos de intención de voto, de la agencia de demoscopia Median, le otorgan un 32 % de apoyo popular, con los comunistas en segundo lugar con un 15,5 %, seguidos de los conservadores con el 15 % y los liberales de ODS con el 13,5 %.

Zeman descartó hoy apoderar una Gobierno de coalición entre socialdemócratas y conservadores, por considerarlo “una traición para los votantes de ambas formaciones”.

El jefe de la Oficina de Presidencia, Vratislav Mynár, será el jefe de campaña y candidato del Partido de los Derechos del Ciudadano (SPOZ), del que Zeman en presidente honorífico, y al que las encuentras de voto auguran que superará el umbral del 5 % para entrar en el Parlamento.