Compartir

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha reconocido este viernes que las informaciones sobre un presunto ataque químico por parte del régimen sirio cerca de Damasco constituyen un «suceso de grave preocupación» pero ha advertido del coste que una eventual intervención militar sobre el terreno podría tener. En una entrevista concedida a la cadena CNN, Obama ha defendido la decisión de su Admi…