Compartir

La Comisión Europea ha recibido cerca de cien quejas de afectados por las esperas de las colas en el acceso a la frontera entre España y Gibraltar, y ha afirmado que se tratarán como las demás, no tendrán un tratamiento específico.

“Hemos recibido recientemente varias quejas de individuos de diferentes nacionalidades sobre la menor facilidad para cruzar la frontera; esta mañana lo hemos comprobado y hemos recibido recientemente en torno a cien quejas”, ha indicado el portavoz de la CE Olivier Bailly en la rueda de prensa diaria de la institución.

Bailly ha señalado que serán publicadas en el Diario Oficial de la Unión Europea “en los próximos días, para confirmar a los ciudadanos que se han recibido sus quejas y que están registradas”.

Posteriormente, éstas serán evaluadas por los servicios legales de la comisión, aunque “no existe un plazo legal en el que tengan que ser tratadas o respondidas”, ha recalcado Bailly, quien ha recordado asimismo que la Comisión Europea recibe “miles y miles” de reclamaciones cada año de toda Europa sobre diversas cuestiones, que sí está obligado a contestar, pero sin fechas límites.

Preguntado por si la oficina de quejas abierta hoy por el Gobierno de Gibraltar para atender a los ciudadanos afectados por las retenciones facilitará la recogida de información sobre la situación por parte de la CE, el portavoz se refirió exclusivamente a las quejas remitidas directamente a Bruselas e indicó que es demasiado pronto para saber si serán de utilidad.