Compartir

Justo Márquez, un vecino de la localidad malagueña de Nerja, de 50 años, caminará con una cruz a cuestas desde Málaga hasta Gibraltar para pedir que cese el actual conflicto. Partirá el 29 de agosto para recorrer los cerca de 140 kilómetros que separan la capital de la Costa del Sol del Peñón, un trayecto que espera finalizar en una semana. La intención de Márquez, comerciante que actualmente está…