Compartir

La policía francesa detuvo esta semana cerca de Avignon, en el sur del país, a un presunto miembro de la banda criminal internacional “Pink Panthers” (Panteras Rosas), especializada en robos de joyas, informaron hoy medios galos.

El detenido, según precisó “Le Figaro”, es una de las cinco personas que el pasado 14 de mayo se escapó de una prisión de Lausana, en Suiza, gracias al apoyo logístico procedente de cómplices en el exterior, que les facilitaron escaleras y armas.

El hombre, de 47 años de edad y nacionalidad franco-macedonia, se encontraba encarcelado en ese país por un robo a mano armada, y fue recluido hoy de nuevo bajo el régimen de prisión extradicional, a la espera de que la demanda suiza de extradición sea examinada por el Tribunal de Apelación de Nîmes en los próximos diez días.

Considerado “peligroso”, según la prensa francesa, el detenido estaba buscado también por Macedonia, donde en 1998 fue juzgado y condenado en rebeldía por un crimen cometido en ese país balcánico.

La banda a la que supuestamente pertenece está integrada por más de 200 personas originarias de la antigua Yugoslavia, y se ha hecho en la última década con un botín de más de 250 millones de euros gracias a los robos cometidos en joyerías de lujo de ciudades como Mónaco, Dubai, París, Ginebra, Tokio o Londres.